El Zorro y la Liebre

En el pasado, el Zorro y el liebre eran muy buenos amigos. Se llevaban perfectamente y lo hacían todo juntos. Un día reunieron fondos para comprar carne fresca. El Zorro entonces sugirió a su amiga Liebre que fuera a nadar un poco antes de comer la carne. Esta propuesta fue aceptada y los dos amigos se fueron al río. El Zorro dijo:

“Entraré primero bajo el agua y tú contarás cuánto tiempo me quedo”.

Pues, el Zorro se zambulló, nadó hacia el otro lado y regresó a su guarida para comer algo de carne. Volvió y se sumergió de nuevo en el agua sin que la liebre viera nada. El Zorro sacó la cabeza y preguntó:

“¿He durado mucho?”

“Sí”, contestó al felino.

El Zorro repitió el mismo escenario, pero la Liebre, cansada de esperar y sin entender nada, decidió regresar. Cuando llegó, sorprendió al Zorro comiendo la comida que habían comprado juntos. La Liebre se enfadó y se peleó. Desde ese día Zorro y Liebre se odiaron.

Célian, 1° de ESO

 

 

Category(s): Cuentos

Laisser un commentaire