La Flor perdida

Érase un vez, una muchacha que vivía en un castillo cerca de un bosque. Era guapa, tenía los ojos azules y el pelo largo y rubio. Un día, paseaba tranquilamente por el bosque, y vio a un joven cerca de un río. La muchacha se acercó al joven y le dijo :

         – “Hola , ¿ cómo te llamas ?”

         – “Hola, me llamo Rodrigo ¿y tú? – respondió el joven.

         – “Me llamo Romi ¿Qué haces aquí ?”

         – “Busco algo precioso”

         – “¿Qué?”

         – “Una flor.”

         – “¡Una flor!”

         – “¿Qué tiene de precioso esta flor?”

         – “Es preciosa porque lo hace todo invisible.”

         – “Invisible, ¿Cómo?”

         – “Tiene un poder mágico que te hace invisible pero no se lo digas a nadie.”

         – “Lo prometo.”

         – “Mañana nos encontramos en el mismo lugar y a la misma hora ¿Vale?”

         – “¡Vale!”

Al día siguiente, se encontraron en el lugar esperado, en el bosque donde crecía esta flor.

         – “¿Dónde la viste la última vez?”

         – “No sé, Creo que la perdí cerca del río. Vamos a ver.”

         – “Vamos.”

Una vez llegados cerca del río, vieron algo en el suelo.

         – “Oh no, mi flor. La aplastaron…”

         – “No te preocupes, vamos a elegir otra.

         – “Pero es imposible, es demasiado lejos.”

         – “Ya verás que sí, me marcho corriendo.”

Romi se fue en dirección del bosque encantado y después de algunos días, encontró la flor. Una vez hecho se fue a buscar a Rodrigo.

         – “He encontrado una nueva flor.”

         – “Es increíble, parece que estoy soñando.”

         – “Muchas gracias.”

         – “De nada Rodrigo. Ahora tengo que volver a casa.”

         – “Adiós, y hasta la próxima vez”

Todos estaban alegres y felices.

Blanche, 1° de ESO

Un flor, 29/11/2016, Pexels/9158 https://pixabay.com/photos/black-wallpaper-dark-green-leaf-1869345/(CCO)

Category(s): Cuentos

Laisser un commentaire