La princesa y el mago

Érase una vez una princesa muy hermosa que estaba enamorada de un mago muy conocido por sus poderes mágicos. Pero el mago no conocía a la princesa, entonces, ella decidió tomar lecciones de magia con él.

Cuando llegó el día de la primera lección, la princesa se puso su vestido más hermoso y sus zapatos más bonitos. Pues, la princesa fue a la casa del mago, tocó a la puerta y un joven, encantador chico, le abrió. Era él, era él el mago de quien ella estaba enamorada. La princesa entró tímidamente y el mago le preguntó : – « ¿Cómo te llamas?”

La princesa respondió : – “Mi nombre es Estella.”

El mago le prestó una varita mágica y empezó a explicarle cómo lanzar un hechizo. La princesa no escuchaba lo que el mago decía. Cuando el mago le dio la varita para lanzar el hechizo que venía de explicar, la princesa no sabía cómo hacerlo porque no había escuchado…

Así, tomó la varita y la giró. De repente, una luz blanca salió de la varita y se dirigió al mago. El mago se convirtió en un sapo y saltó al suelo. La princesa gritó de miedo. Después de algunos minutos, lo tomó en un frasco y regresó a su casa.

A partir de ese día, nadie escuchó hablar de esta historia hasta hoy. La princesa guardó el sapo con ella hasta el final de su vida.

Marilou J.A

El mago bajo la apariencia de un sapo, 03/04/2019, Marilou J. (CC-BY-SA-NC)

 

Category(s): Cuentos

Laisser un commentaire