Un zorro no como los demás

Érase una vez un zorro que se llamaba TITO. El zorro vivía justo al lado de un gallinero. Sin embargo, todas las noches TITO iba al gallinero para comerse una gallina. Un día, el campesino estuvo harto, por eso fue a casa de una bruja. La bruja le dio una poción mágica. Ella le explicó que cuando el zorro quisiera comerse una gallina se encogería. Por la noche, el campesino recubrió las gallinas con la poción mágica. Algunas horas más tarde, aunque el zorro ya no tenía hambre, entró en el gallinero y mató una gallina. Al cabo de una semana, se volvió más pequeño que una hormiga. Llegada la tarde, TITO volvió al gallinero y entonces, sorprendentemente, una gallina se comió al zorro. Al final, el campesino le dio las gracias a la gallina.

Elliot, 1° de ESO

Zorro, 23/10/2015, Grafikacesky https://pixabay.com/vectors/fox-forest-animal-nature-vector-1055490/ (CCO)

 

 

Category(s): Cuentos

Laisser un commentaire