La playa del encuentro

Érase una vez , un niño que se llamaba Gasperd. Dijo a su familia que iba a la playa al lado de su casa. Gasperd fue a la playa para jugar solo ya que estaba acostumbrado. Hizo castillos de arena y de repente otro niño vino hacia él. Un poco más tarde, el niño ofreció a Gasperd pequeños dulces tradicionales. Los dos niños pasaban cada vez más tiempo juntos y de esta manera se convirtieron en los mejores amigos. Pero algo haría cambiar sus vidas. Gasperd y su amigo descubrieron que si desde el primer día eran tan amigos era porque en realidad eran hermanos. Lo supieron gracias a una prueba genética. Por fin, después de todo eso, el pequeño Gasperd y su hermano lo compartieron todo juntos. A propósito su hermano se llamaba Miguel.

Sarah, 1° de ESO

Category(s): Cuentos 2021

Laisser un commentaire