Rosa y Henri

Érase una vez, en un lugar muy lejano, un rey y una reina que tenían una princesa muy guapa que se llamaba Rosa. Vivía en un castillo en las montañas.

Un día Rosa paseaba por un bosque. Vio a un gigante que instalaba trampas al lado de una cueva. La princesa evitó las trampas. El gigante se puso furioso. Rosa llegó delante de la cueva y vio un dragón que salía. De pronto cogió a Rosa y la encerró en una jaula.

Al día siguiente el dragón fue a buscar comida. Atrapó un pescado y se lo comió. Encontró también un sapo. Pensó que el sapo serviría de merienda. Llevó al sapo a la cueva y lo encerró también. Rosa se aburría y habló con el sapo. El batracio le respondió. La princesa descubrió que el sapo hablaba. Se contaron sus respectivas historias.

El sapo se llamaba Henri. Era del Everest… Elaboraron un plan para salir de la cueva. Una semana más tarde, un hada que se llamaba Lidia, fue a ayudarlos. Tomó dos llaves en el escondite del gigante. Liberó a Rosa y a Henri. Lidia dijo que Rosa debía besar al sapo. Rosa lo hizo. Henri se convirtió en un príncipe muy guapo.

Volvieron al castillo de los padres de Rosa. A cambio, por salvar a la princesa, el rey y la reina dieron a la princesa como esposa para Henri.

Fueron felices y comieron perdices.

Laly, 1° de ESO

 

Counselling ,2016, https://pixabay.com/fr/photos/prince-grenouille-couronne-fleur-1370022/ (CC-ND-SA)

Category(s): Cuentos 2021

Laisser un commentaire